• La organica Studio

¿Cómo limpiar la casa de forma sostenible?🌱 RECETAS 🌱 Limpieza sin tóxicos

Aprender sobre vida consciente significa descubrir cada día algo cotidiano de nuestra vida que podría estar haciéndose mejor.


Significa estar dispuestx a reinventarse, aprender de los errores y aceptar que, aunque no consigamos ser perfectxs, sí que podemos mejorar muchos aspectos de nuestra vida para ver más sostenibles.


El tema del que hablaremos hoy es la limpieza del hogar. Hay muchísimas razones para empezar a limpiar nuestra casa sin usar tóxicos, plásticos ni productos convencionales al alcance de nuestra mano en el súper.


Podéis leer este post o ver el vídeo de nuestro canal de YouTube en el que os enseñamos cómo elaboramos nuestros propios productos de limpieza:




¿Por qué hacer nuestro propios productos de limpieza?


Vamos a ver un buen puñado de razones para empezar a elaborar nuestros propios productos:


1. Eliminar los productos tóxicos de nuestra vida


Confiamos ciegamente en productos que prometen una limpieza del 200% de las bacterias de casa y no nos paramos a pensar ¿a cambio de qué?


Una limpieza tan profunda y tan agresiva es precisamente eso, agresiva. Tanto para virus y bacterias como para nosotros, que somos organismos vivos en constante contacto con estos productos.


Muchos de los ingredientes de estos limpiadores causan irritación ocular y problemas respiratorios. Son un peligro directo para nuestra salud, la de nuestro hijos y mascotas y debemos limitar, reducir o rechazar su uso en nuestro hogar.


2. No necesitamos limpiar tanto


La creencia de "más es mejor" no siempre es cierta y, en este caso, puede ser hasta peligrosa.


Por norma general, no vivimos en una ciénaga, rodeados de excrementos y residuos radioactivos. Sin embargo, usamos unos productos abrasivos como si nuestro hogar fuese el sitio más infecto del planeta.


En ocasiones, el abuso de este tipo de productos conlleva la creación de virus resistentes a los mismos. Al final, los organismos vivos tratamos de evolucionar y adaptarnos al medio de la mejor forma posible. Si el medio se vuelve cada vez más hostil para nosotrxs, nos adaptamos. Los virus también lo hacen.


Estamos creando problemas que no teníamos ni necesitábamos en nombre de la limpieza profunda que tampoco nos hace falta.


3. Toneladas de plástico innecesario


Los productos de limpieza convencionales que se vienen usando tradicionalmente van metidos dentro de botellas, bricks, cápsulas y paquetes de plástico de los que nos deshacemos en cuanto el producto se agota.


La fabricación de estos plásticos y su correspondiente proceso de reciclado (en el caso de que se pueda) son totalmente innecesarios.


El hacer tus propios productos de limpieza ayuda, en gran medida, a la reducción de estos procesos.


4. El detergente acaba en el mar


Muchos de los ingredientes que contienen los productos convencionales de limpieza no son biodegradables, por lo que al pasar por nuestras tuberías y desagües, acaban irremediablemente en el mar, contaminando el agua y alterando ecosistemas enteros.


Optar por ingredientes biodegradables como los que se usan para elaborar estos productos que os vamos a enseñar es una muy buena alternativa para evitar este desastre.


5. Los productos de limpieza son caros


Hemos normalizado el precio excesivo de los productos de limpieza y ni siquiera nos planteamos que haya opciones más asequibles.


Los ingredientes que usamos para elaborar nuestros productos de limpieza son baratos y fáciles de encontrar en cualquier tienda.


Como veis, estos productos no solo se preocupan por el medioambiente, sino también por nuestro bolsillo.



¿Cómo elaborar mis propios productos de limpieza sostenibles y ecológicos?


Vamos a daros 4 recetas para productos básicos de casa que nosotros llevamos meses elaborando y con los que estamos muy satisfechos.


Como recomendación os diremos que tratéis de embotellar los productos en envases de cristal (si puede ser cristal ambar u oscurecido, mejor pero no es imprescindible). No uséis botellas de plástico porque, con el uso, el calor y la luz, tienden a soltar microplásticos que van directos a los productos.



1. Limpiador multiusos


Un spray con el que poder limpiar cualquier superficie, la mesa del comedor, las encimeras y hasta los cristales sin dejar ni una sola marca. Necesitaréis simplemente mezclar vinagre (nosotros usamos de manzana) con agua a partes iguales.


Tan sencillo como eso, no tiene más misterio. Os servirá para limpiar casi cualquier cosa (a excepción del mármol)


2. Limpiador básico


Otro spray, este más enfocado a limpiar en profundidad la cocina y el baño o alguna superficie con manchas.


Mezclad 2 litros de agua con aproximadamente 200 gr. jabón de castilla (cortado en trozos pequeños o rallado) en una olla y dadle calor hasta que el jabón se disuelva. Después pasadlo a una botella con difusor y listo.


Hacer jabón de castilla es muy sencillo y os contaremos como lo hacemos nosotros en otro post. Si no podéis esperar, en youtube encontraréis muchas recetas.


3. Detergente para la lavadora y el suelo


De la misma receta del limpiador básico sacamos el detergente para lavar la ropa y el que usamos para el suelo de la casa (en este caso para cualquier tipo de suelo).


Simplemente añadimos un pequeño chorrito a la lavadora o al cubo de fregar y con eso podemos limpiar perfectamente lo que queramos. Os garantizamos que tras muchísimos meses usándolos no tenemos ninguna queja.


4. Suavizante para la ropa


Para acabar, una receta que no limpia, pero que sí suaviza y da buen olor a la ropa. Tan solo lleva 3 ingredientes y uno de ellos es opcional:


Para hacerlo deberéis poner a calentar 2 litros de agua y apagar el fuego cuando rompa a hervir. En ese momento añadid dos cucharadas de ácido cítrico (puedes encontrarlo aquí) y removed hasta que se disuelva.


Una vez embotellado y templado, podéis añadir unas 10-20 gotas del aceite esencial de vuestra preferencia (esto es opcional por el olor, si no lo añadís la ropa no tendrá ningún olor).


Otra opción más rápida incluso es simplemente añadir un chorrito de vinagre en la lavadora. Aportará suavidad y te garantizamos que la ropa no olerá a vinagre.



Como veis es muy fácil, rápido y barato elaborar nuestros propios productos de limpieza para nuestro hogar.


Te animamos a probar y cambiar a este sistema de limpieza más ecológica, sostenible y respetuosa con el planeta.


En casa usamos más productos y próximamente os compartiremos más posts sobre el tema.



  • YouTube
  • Instagram

últimos posts

Rellena el formulario y no te pierdas ninguna novedad

Prometemos no molestarte con publicidad y sólo enviarte información cuando nos parezca importante y creamos que puede interesarte

Gracias por unirte!